950252673

Comedor

 

 

Buzón sugerencias

FORMULARIO MATRICULA CIS

 
 

PASTORAL

BLOGS DEL COLE

BLOG DE 2º CARMEN MARIA-GABI

BLOG DE 1º NATALIA Y JUANMA

BLOG DE MARIBEL GÓNGORA

BLOG DE ALFONSO MORA (6ºA)

BLOG DE PAQUI SALMERÓN (6ºB)

BLOG DE INMA Y ANA (3º A-B)

BLOG JERO - MARI ÁNGELES(5ºA-B)

BLOG PEPE -JOSE ALBERTO (4º A-B)

BLOG DEPARTAMENTO CIENCIAS

BLOG  EL RINCÓN LECTOR

BLOG FORO EDUCADORES


UN POCO DE NUESTRA HISTORIA
Eran los años 40. Años de postguerra, difíciles y de muchas carencias: educativas, sociales, familiares, económicas...
     La Compañía de Jesús tenía una casa residencia aquí en Almería, junto a la Iglesia del Sagrado Corazón en pleno centro de la ciudad. Promovían toda clase de actividades sociales y religiosas ayudados por personas caritativas y piadosas. Una de estas actividades eran la Congregación de los Luises, grupos de jóvenes que tenían una inquietud cristiana y un afán de formación humana. 


 
 
  En aquellos tiempos tan difíciles, el Superior de los Jesuitas, Padre Martínez de la Torre pensó darle a los locales de los Luises una mayor función educativa y hacer una escuela para dar clase a los niños pobres de toda Almería. Se pusieron a trabajar y en poco tiempo reunieron 90 niños de toda Almería, del Zapillo a Pescadería, en una clase de la calle Padre Luque cuyos bajos estaban ocupados por Tabacalera.
     Dos maestros fueron los pioneros de aquella aventura: Don Ángel Gómez Fuentes, joven maestro congregante presidente de los Luises y estudiante de derecho y Don José Fernández Rueda, maestro de una escuela pública de Benahadux y director del Hogar Escolar Alejandro Salazar "El Canario"
 
 
 
Estos incansables maestros pusieron en marcha al principio de curso 46/47 un proyecto educativo que con el tiempo sería lo que ahora conocemos como la SA.FA. de Almería. Si la idea de una escuela para los niños de familias humildes de Almería fue del Padre Martínez de la Torre, fue su sucesor en la residencia el Padre Reina el que se puso en contacto con el Padre Villoslada para integrar el centro en la SA.FA de Andalucía, cuando ya estaba implantada en Alcalá la Real, Villanueva del Arzobispo, Úbeda, Villacarrillo, Andújar, El Puerto de Santa María, Baena y éste de Almería que fue el primer centro que se estableció en una capital de provincia andaluza.
 
 
 
 
 
     La matricula fue creciendo y hubo necesidad de mas profesores, mas aulas y mas material. En lo referente al profesorado, se contó siempre con un profesorado ejemplar, abnegado y trabajador. En cuanto a las clases, se estuvieron utilizando las habitaciones del viejo caserón de la calle Padre Luque, que cuando se marcharon los de Tabacalera ya se pudieron utilizar todas las dependencias, hasta el zaguán y los pasillos, y como patio de recreo se estuvo utilizando un solar que había enfrente de la casa y que sería en el que se edificaría lo que ahora es Correos.
Llegaron tiempos difíciles en los que por declaración de ruina de la casona de la calle Padre Luque, el centro estuvo ubicado y repartido en distintos sitios de la ciudad: en la Chanca, en la calle Gerona, en Padre Luque y en el Barrio Alto.
 
 
 
   Y tal era la penuria de aquellos primeros tiempos, que nos cuentan los "mayores del lugar", que en los escasos días de lluvia de Almería, un maestro necesitaba de un paraguas para acceder a la pizarra de su clase. Por fin en los años 60 se pudo disponer de toda la finca del Barrio Alto, que había sido donada en el 47 por la familia Vivas Pérez, Verdejo Acuña y Torres Benites, en la que estaban instalados el Hogar de Auxilio Social "José Antonio" y el Reformatorio del Tutelar de Menores. Este también antiguo y viejo caserón, colmó y llenó de júbilo a los ocho profesores que ya tenía la SA.FA. Fue entonces cuando ya se asentaron las raíces y se disponía de toda clase de instalaciones y "comodidades" aunque seguíamos con goteras.

Marcelo Moreno López